La comunidad Chinanteca de San Juan Bautista Tlacoatzintepec, Cuicatlán, ha denunciado a través de su cuenta de Facebook el plagio sufrido al huipil de uso diario de esta región por la marca española INTROPIA, lo que calificaron como “Un despojo a nuestra cultura y a nuestra historia”.

Manifestaron su descontento por estas practicas de los corporativos de la moda, quienes no se esfuerzan al menos por conocer a profundidad el origen de estas tradiciones, ya que el bordado fue calificado por la marca como bordado azteca, lo cual es totalmente incorrecto.

Cabe destacar que la marca ofrece la prenda a un costo de 198.00 Euros [$ 4,211.02 pesos] el cual es descrito como:

«Vestido midi bordado con detalles en zig-zag.»
  • Tejido confeccionado en algodón.
  • Diseño bordado y detalles en zig-zag.
  • Cuello caja y manga larga.
  • Detalle de nido de abeja en puños.
  • Silueta de corte en cintura y largo a media pierna.
  • Cierre de botón en espalda.
  • Forro interior.

La propia empresa se describe a sí misma como una marca que crea diseños originales.

INTROPIA no sigue las tendencias sino que las interpreta, haciendo que cada colección sea original y exclusiva.

Ante estos hechos y con precedentes como los de las comunidades mixes y zapotecas que anteriormente ya habían pasado por actos similares en los que las marcas y diseñadores extranjeros han plagiado elementos y patrones gráficos que componen y representan la identidad de los pueblos originarios de Oaxaca; la comunidad de San Juan Bautista Tlacoatzintepec, hace un llamado a las autoridades, principalmente a las y los legisladores para que creen iniciativas que protejan a las comunidades indigenas de tales despojos.

Este es el proceso artesanal por el que se crea el bordado de pájaro de los huipiles de la región.

Comentarios