La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), informó que inició un procedimiento administrativo en contra de la Jurisdicción Sanitaria #1 del estado, por el mal manejo de 28 mil 404 piezas de medicamento Ciclofem, lo que equivale a 564 kilogramos el cual ya se encontraba caducado.

La delegación federal de la PROFEPA obligó a la Secretaria de Salud del estad, a desechar de forma adecuada los medicamentos ya que estos son considerados como Residuos Peligrosos.

El descubrimiento se dio gracias a una denuncia ciudadana, por lo que la dependencia federal inspeccionó el lugar, constatando que no se contaba con el registro ante la Secretaria del Medio Ambiente y Recursos Naturales como generador de residuos peligrosos.

La PROFEPA determinó que no se contaba con la bitácora de generación de dichos residuos, ni los testigos de entrega, transporte, recepción y constancia del fin de los mismos; de este modo se inició el procedimiento administrativo para urgir a la dependencia y dar seguimiento para verificar el correcto desecho de los medicamentos y así evitar un daño o riesgo medioambiental.

La PROFEPA advirtió que continuará vigilando a las empresas y dependencias que manejen este tipo de materiales para evitar el daño o deterioro de los recursos naturales así como prevenir el riesgo de afecciones a los ecosistemas y la salud pública.

Es preocupante que el sector salud mantenga tal número de medicamentos caducos, sobretodo tras la fuerte crisis de abastecimiento de los mismos y de insumos para brindar una adecuada atención médica a la población.

Con esto queda en evidencia el mal manejo de los recursos públicos, así como la equivocada planeación en la compra uso y distribución de los medicamentos. Por su parte la Secretaria de Salud no ha emitido alguna postura con relación a este echo.

Comentarios