Según informó la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR), el área consumida por los incendios forestales en Oaxaca alcanza las 11 mil hectáreas, lo que ha colocado al estado en primer lugar a nivel nacional; algo preocupante ya que esta cifra casi duplica el daño causado en el mismo periodo en 2016.

La sequía y el mal manejo del fuego por las personas que queman basura o prenden fogatas ha causado que estos incendios se incrementen; tan solo este martes 21 de marzo se registraron 11 incendios.

Carlos René Estrella, gerente estatal de CONAFOR expresó:

“Las actividades por quemas agropecuarias son las que más provocan los incendios. No se toman todas las medidas necesarias de control para evitar que se extienda y afecte a otra superficie forestal”.

Mencionó que no es necesario una declaratoria de emergencia ya que aún se cuenta con los recursos y el personal necesario para hacer frente a las contingencias; sin embargo manifestó que la prioridad se encuentra en trabajar con los municipios para concientizar a la población y tomar las medidas precautorias y así disminuir la cantidad de incendios que han devastado una importante área de bosque.

Un factor fundamental y que dificulta la labor de los combatientes es la intensidad de los vientos, ya que avivan el fuego y lo cambian de dirección pudiendo regresarlo a donde ya se había exterminado, poniendo en riesgo la vida de los trabajadores ya que podrían quedar atrapados.

Comentarios