La falta de sensibilidad, así como del conocimiento de los protocolos de seguridad para visitar las instalaciones del Centro de Atención a Víctimas de Violencia Intrafamiliar (CAVI), puso en alto riesgo a mujeres y menores de edad que se encuentran en estas instalaciones, acción que tiene como principal responsable al presidente municipal priísta de la Ciudad de Oaxaca de Juárez, Jose Antonio Hernández Fraguas, así como a personal de la Secretaría de la Mujer Oaxaqueña (SMO) encabezada por Miriam Liborio.

Según testimonios de las trabajadoras del CAVI, las y los funcionarios del Municipio capitalino llegaron a las instalaciones e ingresaron a la fuerza, sin las medidas de seguridad correspondiente y utilizando un camarógrafo para tomar fotos de las mujeres que ahí se encuentran (situación ilegal, ya que están en esas instalaciones para garantizar su seguridad e integridad de sus hijas e hijos) por la violencia ejercida contra ellas en el seno familiar.

Encabezadas por la titular del Instituto Municipal de la Mujer de Oaxaca de Juárez, Elia Pérez Martínez; su asesora Ileana Hernández Gómez, y Magda Pazos Ortiz, asesora de la Secretaría de la Mujer de Oaxaqueña y otras cinco personas, estas le argumentaron a las trabajadoras del CAVI que: “por ordenes del presidente municipal Hernández Fraguas vamos a entrar, ustedes no son nada para impedirlo, aquí manda el presidente y son sus ordenes” les sentenciaron a las trabajadoras. Sin embargo, las trabajadoras cumpliendo con los protocolos de seguridad resistieron e hicieron todo lo posible par impedir el paso, aún con la ayuda de algunas mujeres que se encuentran en el refugio fue imposible y el ingreso de los funcionarios fue inminente. Teniendo el personal del CAVI que soportar en todo momento empujones, agresiones verbales y amenazas laborales.

Mientras esto sucedía, el camarógrafo que acompañaba a las funcionarias le tomó fotografías a las trabajadoras, así como a las mujeres y los menores que se encontraban al interior, temiendo ahora un mal uso del material ya que se violaron los protocolos de seguridad de esta institución, y se pone en riesgo a las mujeres e hijos que ahí se encuentran para protegerlas de la violencia de género en el ámbito familiar.

Dentro de las participantes en esta violación a los protocolos de seguridad, se encuentra Ileana Hernández Gómez ex-vicefiscal para la Atención de Delitos contra la Mujer por Cuestiones de Género, “se supone debe conocer los protocolos, ya que ella estuvo trabajando en el tema, sabe de la seguridad en el caso de visitas, esta acción deja claro la ignorancia en el tema de violencia contra la mujer” sentenció una de las trabajadoras del CAVI presente durante el altercado.

Por otro lado otra colaboradora del CAVI fue clara “No entendemos porque el Presidente Municipal Hernández Fraguas manda a mujeres a violentar mujeres, creo este tema no le interesa, no le da atención, está trabajando con la bandera de la ilegalidad, el miedo y la amenaza contra los grupos más vulnerables, hoy alzamos la voz y denunciamos que todo los que nos pase a las trabajadoras y mujeres que se les brinda ayuda en el CAVI es responsabilidad de José Antonio Hernández Fraguas”.

Es de resaltar que el estado de Oaxaca se encuentra entre los 10 estados con el mayor indice de violencia contra la mujer, siendo urgente medidas y lugares de protección para mujeres y sus hijas e hijos que sufren de violencia familiar o violencia de género, así como de un trabajo arduo para revertir estas estadísticas, que muestran la ineficacia de las instituciones de gobierno para garantizar la seguridad.

Muestra de esto es el gobierno municipal de Oaxaca de Juárez, que encabeza el priísta Jose Antonio Hernández Fraguas, quien muestra la inexperiencia en el cargo (aunque ya  ha sido presidente municipal) y que hoy demuestra no estar a la altura de las necesidades y demandas de la sociedad oaxaqueña.

Comentarios