A la fecha se tienen certificadas ocho mil 564 unidades agrícolas industriales para las mujeres campesinas, conocidas como “Parcelas de la Mujer”, con una superficie de 71 mil 616 hectáreas, que contribuyen a complementar sus ingresos familiares.

Así lo aseguró el Registro Agrario Nacional (RAN), órgano desconcentrado de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), y aseguró que tienen derechos reconocidos e inscritos un millón 124 mil 107 mujeres, que representa el 22.47 por ciento del total y de las cuales 652 mil 701 son ejidatarias, 243 mil 232 comuneras, 198 mil 472 posesionarias y 29 mil 702 avecindadas.

El RAN agregó que el 34.79 por ciento de las personas que reciben documentos agrarios son mujeres y la presencia de ellas con tierra constituye el cien por ciento de los ejidos y comunidades del país.

“Hoy las mujeres tienen una creciente presencia como sujetos de derechos en los ejidos y comunidades agrarias del país, con voz y voto en la toma de decisiones; son promotoras de un cambio que busca hacer efectivo su reconocimiento pleno en la sociedad”, según dijo.

Apuntó que al otorgarles certeza jurídica, con los Programas de Regularización y Certificación de Derechos Ejidales y Comunales, conocidos como PROCEDE y ahora FANAR, se ha impulsado la participación de las mujeres en los órganos de representación en sus núcleos agrarios.

También, dijo, ha generado un movimiento nacional para el ordenamiento de la propiedad social, “con un claro sentido democrático, donde las asambleas de ejidatarios y comuneros han avanzado hacia la igualdad entre hombres y mujeres.

Puntualizó que desde la promulgación de la Ley Agraria se reconocen derechos iguales a las mujeres ejidatarias y comuneras, con voz y voto en las asambleas y en la integración de los Comisariados y Consejos de Vigilancia ejidales y comunales.

No obstante, reconoció que se debe impulsar su participación para pasar de la igualdad formal ante la ley, a la igualdad material entre hombres y mujeres.

“Este es el espíritu de la reforma al Artículo 37 de la Ley Agraria (19/12/2016 DOF), que a la letra señala: “Las candidaturas a puestos de elección que integran el comisariado ejidal y el consejo de vigilancia, deberán integrarse por no más del sesenta por ciento de candidatos de un mismo género, pudiendo aspirar a cualquiera de los puestos indistintamente”.

En cumplimiento de esa ley, aseguró el RAN, cotidianamente se otorga certeza jurídica a las mujeres del campo, con lo cual se impulsa su participación como titulares de derechos y su liderazgo en los núcleos agrarios.

La información detallada con perspectiva de género puede ser consultada en el micrositio “Estadística Agraria” del RAN, con la siguiente liga: http://www.ran.gob.mx/ran/index.php/sistemas-de-consulta/estadistica-agraria

Con información de Medio Aliado

SEMMéxico

Comentarios