A través de una carta pública, la organización Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad Oaxaca A.C. dio a conocer la grave situación que se vive en el estado de oaxaca, tras el aumento paulatino de la violaciones a los Derechos Humanos, situación que se agravó durante la administración de Gabino Cué, aunado a esto la falta de castigo a las violaciones y crímenes que se presentaron durante el conflicto del 2006, y que la actual administración se comprometió a resolver.

La carta pública está dirigida a Zeid Ra’ad Al Hussein, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, quien se encuentra de visita en México, quien cubre una agenda de actividades desde el 4 y hasta el 7 de octubre.

En esta carta se destaca que la violación a los derechos humanos se a vuelto una constante, que el papel de las defensoras y defensores de derechos humanos en la entidad a topado con pared, ya que las violaciones y agravios contra estas y estos son cada vez más comunes, sin que se tenga respaldo o castigo a estos por parte de las autoridades correspondientes.

Aquí la carta integra:

CARTA PÚBLICA

 Consorcio Oaxaca alerta sobre grave situación de DH en Oaxaca  a Alto Comisionado de Naciones Unidas

5 de octubre de 2015.

Sr. Zeid Ra’ad Al Hussein

Alto Comisionado de las Naciones

Unidas para los Derechos Humanos

PRESENTE

Desde la organización civil feminista, Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad Oaxaca A.C., por medio de la presente, nos dirigimos a Usted con el fin de hacerle llegar información, respecto a la situación de los derechos humanos en el estado de Oaxaca, la que ilustra la crisis permanente de derechos humanos que se está viviendo en todo el país.

Es para nosotras de particular importancia informar sobre la situación del estado de Oaxaca puesto que si bien se viven tendencias muy parecidas a las del país en general, la situación específica de nuestro estado merece una atención particular. En este sentido es importante recordar que Oaxaca es considerado uno de los estados más pobres del país donde se concentra la mayor diversidad étnica y lingüística al contar con 18 grupos étnicos de los 65 con los que se cuenta a nivel nacional. Las comunidades indígenas son las que presentan los índices de marginación más altos y donde el mayor número de violaciones a derechos humanos ha sido documentado.[1]

Desde el 2010 y después de 80 años de gobiernos priistas, se vive en Oaxaca un proceso de alternancia política, el que trajo consigo la aprobación de diversas reformas y la creación de instancias con enfoque de Derechos Humanos. Sin embargo, dichos cambios no han impactado de manera tangible en la situación de los derechos humanos en la entidad, a lo contrario, las violaciones a derechos humanos van en aumento constante y la impunidad por los crímenes del 2006, asesinatos de defensoras y defensoras de derechos humanos y otras violaciones a derechos humanos permanece total. La lógica empresarial enmarcada en la implementación de las reformas estructurales nacionales constituyen las líneas directrices de la acción de Estado.

El recién simulacro de consulta de los Pueblos Indígenas para aprobar la construcción de parques eólicos en Juchitán, la criminalización de las personas defensoras que resisten contra las empresas mineras en Magdalena Teitipac y la represión contra la sociedad organizada en defensa del Cerro del Fortín[2] en la ciudad de Oaxaca, son algunos ejemplos de dicha lógica donde el control del territorio y la apropiación de los recursos naturales de los pueblos es lo que marca la acción.

Asimismo el clima  de represión que se ha hecho más tangible a partir de las elecciones de junio 2015 es de particular gravedad, debido al arribo desmesurado de fuerzas armadas: policía federal, gendarmería y ejercito a la ciudad de Oaxaca. De ahí que expresamos nuestra profunda preocupación por este despliegue de fuerzas, pues como ha sido documentado en años anteriores a nivel nacional, este tipo de estrategia, lejos de contribuir a la seguridad de la población, implica un aumento en la comisión de delitos y de la violencia en general. En Oaxaca, este tipo de acciones busca inhibir la movilización magisterial frente a los impactos de la reforma educativa. Por otro lado se genera un clima de incertidumbre, persecución y la criminalización del movimiento magisterial y de la protesta social en general.

Enumeremos finalmente algunas cifras ilustrativas de este contexto: en lo que va del sexenio de Gabino Cué, organizaciones de la sociedad civil hemos registrado en el estado de Oaxaca: 61 personas en situación de prisión política, 347 ataques contra mujeres defensoras de DH, 1 agresión cada 3 días contra defensoras/es comunitarias/os, 406 feminicidios y en tan solo el primer trienio: 78 ejecuciones de líderes sociales, personas defensoras de derechos humanos y otros asesinatos por motivos políticos.

Frente a esta situación, su presencia en el país a efecto de conocer la realidad, en este momento es de particular relevancia. Expresamos ante Usted nuestra preocupación para quienes hacemos defensa de los derechos humanos y le solicitamos a Usted así como a la oficina en México que presten particular atención a la vulnerabilidad en la que se encuentra la población del estado de Oaxaca, sobre todo quienes se dedican a la defensa de los derechos humanos y denuncian las violaciones a los mismos; así como a los impactos de la violencia política en mujeres niñas y niños y la situación de personas presas por motivos políticos.

Sin más por el momento, agradecemos de antemano su atención.

ATENTAMENTE

Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad Oaxaca A.C.

[1] Informe Ciudadano: Una deuda pendiente, Los Derechos Humanos en Oaxaca 2009-2012, 2013, Disponible en : http://consorciooaxaca.org.mx/wp-content/uploads/2013/08/INFORME_CIUDADANO_FINAL%20Deuda%20pendiente.pdf

[2] Caso del proyecto del Centro Cultural y de Convenciones de la Ciudad de Oaxaca (CCCO): Francisco Toledo miembro de la organización civil Proax, misma que encabeza la lucha por conservar el patrimonio cultural y ecológico de la ciudad de Oaxaca, fue golpeado por trabajadores de dicha obra durante el mes de junio cuando con un grupo de vecinos afectados por las construcciòn  de dicho complejo turistico se presentaron al lugar para tratar de dialogar con los miembros de la CTM que talaban los àrboles para iniciar la obra, misma que no fue consultada e implica un negocio del actual secretario de Turismo..

Comentarios