Este video donde se ve a una mujer agrediendo a su hija, ha conmovido a más de uno en las redes, donde ni las autoridades, ni los ciudadanos pueden hacer nada.

Esta es la razón por la cual un niño o niña no deben tomarse como “bendiciones, milagros de dios, apúrate que te estás quedando, la edad se te pasa, alguien para que te vea de viejita, dale un amiguito a mi hijo o sentar cabeza”. Un bebé debe ser planeado, querido y anhelado.

Muchos y muchas aún ven los métodos anticonceptivos y aborto como algo satánico o que solo “algunas mujeres” los usan.

Sinceramente, ¿qué es preferible?. Infantes con problemas muy fuertes por la violencia que viven en casa y que en la mayoría de los casos reproducen el mismo tipo de familias. Niños y niñas abandonados en las casas del DIF o privadas, donde pasan otro tipo de penurias y que gracias al sistema tan precario de adopciones en nuestro país, están destinados a una vida con muy pocas oportunidades.

No puedo entender que tengamos a padres y madres de familia que no sepan de la importancia de su papel en el desarrollo de su hijo o hija. Y mucho menos el de una sociedad que no permita la evolución del término “familia”.

Es importante ver esto no solo como un viral de la semana, este hecho es apenas un reflejo muy pequeño de lo grande que resulta el problema en la cotidianidad de la infancia mexicana, que se enfrenta a una violencia muy cruda y que ya se ve sin ojos de asombro.

Es tiempo de reflexionar de manera muy crítica ¿Qué papel jugaré al momento de externar mi opinión y mis acciones? ¿Si seguiré yo como individuo reproduciendo estereotipos? ¿Permitiré que instituciones sociales y religiosas determinen el tipo de familia que quiero formar? Y por último ¿Qué sociedad formaremos para que en verdad todos y todas gocen de las mismas garantías?

Comentarios